miércoles, 29 de abril de 2009

Escape al planeta Mataplantas

Para quedarnos en terreno rockero (¿?), esta vez nos vamos a encontrar con Mataplantas, que por estas últimas semanas acaba de editar su tercer disco: Escape del planeta viviente. La banda de Mataderos, además está preparándose para lo que será la presentación del nuevo trabajo en La Trastienda, este 7 de Mayo. Sin dudas, de lo mejor que hay por estos lados, a prestar atención!

Introducirnos en su mundo no es simple, no es para andar buscando prácticas etiquetas, ni simplificaciones poco felices. En su imaginario nos vamos a encontrar con postales psicodélicas, sueños tortuosos, aventuras imposibles y extraños personajes. La búsqueda de una identidad propia es una marca importante de la banda, y esa pelea es inclaudicable. A lo largo de sus tres discos se puede trazar un itinerario de esa búsqueda.

Pablo De Caro, cantante y guitarrista explicaba luego de la salida de su primer disco a la revista Los Inrockuptibles a fines de 2005: “Tengo miedo de que el próximo disco repita la fórmula de éste, porque me gusta mucho, me encanta esa variedad. Espero poder controlar esa ansiedad por el segundo disco...”. Pasados más de 3 años y dos discos, esta necesidad de no parecerse a si mismos a través de sus trabajos fue concretada. El sueño del hombre pulpo (05), Hickie (06) y Escape del planeta viviente (09) no se parecen entre sí.







En este último las canciones están bastante más cerca de lo personal, hablan de amor, de sexo, de la primavera, aunque la búsqueda de significados propios también está presente. El agregado de más sintetizadores le da otra coloratura al clásico esquema bajo-guitarra-bateria y en este disco se nota de manera importante. Un gran trabajo que se disfruta aún más entrado en varias escuchas, los detalles van despertando al oído y las letras se mastican durante varios días.


Este es el primer corte del nuevo disco:
Don, don, don – Escape del planeta viviente.







Pablo Malaurie, guitarra (que guitarra!), Maximiliano García, bajo; y Nazareno Gil, batería completan el cuarteto que en otra época supo llamarse Barbara Feldon, como la actriz que encarnó a la agente 99 en la inolvidable serie El superagente 86. Luego, por cuestiones netamente artísticas cambian el nombre y se deciden por el actual.

En días de sonidos chatos y poco singulares, donde pocas bandas se arriesgar a generar su propio mundo, el trabajo y la coherencia de los Mataplantas son dignos de aplaudir. Rompen con algunos moldes de producción y se afirman como una de las bandas más interesantes de la escena local. En vivo suenan muy potentes, vale la pena hacer una inversión y plantarse frente al escenario para escucharlos, sin dudas es una gran experiencia.

Como lo había mencionado, ya está la fecha de presentación de “Escape del planeta viviente”.




Les dejo unos videos de sus trabajos anteriores.
Hawaii – El sueño del hombre pulpo.(05)




Vestida para matar – Hickie (06)


Recuerdo cierta tarde de 2006, a la espera de que se haga la hora para entrar al cine, me puse a buscar "El sueño del hombre pulpo", milagrosamente lo encontré en un Musimundo, pero lo más sorprendente fue que, por uno de esos caprichos del “mercado”, pagué tan solo $8. (alguna vez, por los mismos caprichos, mucho antes de la explosión de su fama, pagué $1 por un “casette” de Jorge Drexler, ya lo tenía, pero solo lo compré para que no esté en la batea de saldos junto a los mejores chistes de cordobeses, la banda de sonido de la película “Coctel” o lo mejor de “Las primas”).






Fue amor a primera vista, luego de la intro, viene un bajo potente, una guitarra filosa y después De Caro cantando “Son la arañas en mi cara, son miles de insectos que van recorriendo por todo mi cuerpo mi espalda, se van dividiendo las partes.....”. Escucharla (click here)



Más en: http://www.myspace.com/mataplantas. Se puede escuchar "Escape del planeta viviente" completo.

Saludos a todos.
Alejandro

miércoles, 22 de abril de 2009

El Cuarteto de Nos: esperando "Bipolar".

Para cualquier lector uruguayo, que en este pequeño espacio se diga que El Cuarteto de Nos es una gran banda de rock, no será ninguna sorpresa, más bien una obviedad. Pero resulta que para la mayoría de los que merodeamos en la banda occidental del Rio de la Plata, no es tan así, por ellos especialmente van estas líneas.

El Cuarteto de Nos se formó en 1984 y lleva editado 10 discos. En ellos se encuentra la dosis de humor y acidez necesaria para salir de la solemnidad que sumerge a buena parte de los rock stars. Sus letras tienen gran manejo de las palabras, con inteligencia nos muestran el mundo desde una mirada irónica y absurda de lo que nos rodea cotideanamente.

Diez años luego de su formación, graban su quinta placa “Otra navidad en las trincheras”, que gana varios discos de oro y platino en Uruguay, y es el disco más vendido en la historia de ese país. Luego, en 1996 editan “El tren bala”, en el comienzo está “El día que Artigas se emborrachó”. La polémica llegó a la justicia de Uruguay, luego de idas y vueltas, la reproducción del tema tuvo ciertas restricciones.

En 2006 lanzan a la calle “Raro” con la producción de Juan Campodónico (Drexler, Bajofondo, La vela puerca, Peyote Asesino). Un disco imperdible! Con la primera escucha ya nos damos cuenta que estamos ante un gran trabajo. “Raro” se editó además en Argentina, México, España, Colombia y Ecuador. “Yendo a la casa de Damián” fue nominado a los Grammy Latinos en 2007 como “Mejor canción de rock”.



Por suerte, en estos próximos días estará en la calle “Bipolar”, 11 nuevas canciones y una versión de “Me amo” que tiene a muchos atentos al momento en que esté disponible en las bateas. Otra vez la producción será de Campodonico y también colaborará Luciano Supervielle (Bajofondo, Drexler, más). Así que los invito a ver unos videos y a estar atentos que en cualquier momento tenemos más de El cuarteto de nos para escuchar.

Ya no sé que hacer conmigo – Raro.



Pobre papá – Raro.



En uno de estos megafestivales donde todo se tritura y se vende al por mayor, no hace tanto tiempo, El Cuarteto hizo una buena presentación. En algunas ciudades del interior también estuvieron girando, esperemos verlos mucho más seguido por este lado.

Saludos a todos.

(hace un tiempo, un conductor radial de la mitad de tabla para abajo, apodado Beto (creo que de apellido Casella), seguramente bien asesorado por algún productor, hacía su programa de la mañana con el disco Raro completito completito de fondo. Increíble!)

jueves, 16 de abril de 2009

Martín Buscaglia: Lúdico onírico y traveler.

Esta definición sobre su música, parafraseando las palabras del propio artista, parece ser la más ajustada. En las canciones de Martín Buscaglia sobrevuela un aire de viaje, de aventura; lo lúdico sobresale de las melodías y lo onírico cobra vida tanto o más que la vigilia. Desde su estudio en Uruguay, en plena etapa de post-producción de su nuevo disco, el propio Martín Buscaglia nos contestó unas preguntas para nuestro pequeño espacio. Sino tienen miedo de enamorarse de este hombre y su música, adelante con la lectura del post hasta el hermoso final.

Recuerdo cuando hace unos años recibí el disco “El evangelio según mí jardinero”, prometía buenas canciones según aquel catálogo.Aún con mi viejo y gastado discman, me proponía a caminar unas cuadras (actividad recomendable para escuchar música nueva), cuando escuché por primera vez aquella línea que luego no podría parar de escuchar todo el fin de semana… Cerebro, cerebro, gracias por estar, en mi cabeza y no en mi rodilla sino, no podría hincarme a rezar ni cumplir esa promesa que no puedo revelar”.

Cerebro, Orgasmo, envidia y Sofía


Luego la sucesión de temas que hicieron que me fascinara ese disco: Lavapiés, El evangelio, Jim Bean, Viajar contigo, Budismo tropical, Ir y volver e ir, todos! Eso sucedió un Viernes y ese fin de semana realmente perdí la noción de las veces que lo escuché. Fue sentir que había llegado a una casa donde no quería salir, como haber encontrado el hogar propio en un lugar inesperado. Un suspiro en la llegada.

Para entender un poco el mundo Buscaglia, habría que volver un poco a su infancia. Su padre Horacio fue “parceiro” de Eduardo Mateo, situación que lo puso en los brazos de ese monstruo creativo, entre guitarras y tambores, a una temprana edad. Su madre, Nancy Guguich, también un alma creativa, formaba parte de "Canciones para no dormir la siesta", un súper-grupo de músicos uruguayos (participaba por ej. Jaime Roos) que hacía canciones para niños (y adultos) sin jamás faltarles el respeto.

¿Como fue, desde los ojos de un niño, andar entre esos genios creativos? ¿Cuanto influyo eso en vos?
-Si en tu familia son paleontólogos no te va a sorprender tanto ver de cerca el fémur de un archeopteryx. Al mismo tiempo, esos músicos, amigos y camaradas de mis viejos : Mateo, Urbano, Pippo Spera, Walter Venencio, son de quienes aprendí la base primordial, la manera de entender la música, relacionada absolutamente con la existencia cotidiana. Por más que con el tiempo incorpore otras cosas, en la raíz, en las yemas siempre estará esa guía del viajero.

Cuando me puse a investigar sobre quien era este principito que podía escribir una canción tal como “Viajar contigo es como escuchar la vida secreta de las plantas”, me topé con la crítica de varios especialistas que me decían que no estaba tan loco, pensaban de igual manera o más.

¿Qué sentiste después de “El evangelio según mi jardinero”, al recibir críticas de prestigiosos medios, que hablaban sobre comparaciones con David Byrne, Caetano, Beck, Prince, haciendo mención siempre a la originalidad y virtud de tu música?
-Se agradecen las loas y se desprecian las pestes. Lo único verdaderamente importante es que yo me sienta satisfecho con la búsqueda y con el lugar al cual llegué.

Después de mi fin de semana de locura con El Evangelio…, tenía la necesidad imperiosa de escucharlo en vivo. Por suerte, a las pocas semanas, en Septiembre de 2006, hacía un show de presentación del disco. Confirmado! la magia en vivo fluía de la misma manera y con más potencia, que se sustentaba en los excelentes músicos que lo acompañaban, en la mística showman de Buscaglia y en una extraña instrumentación: pianitos de juguetes, el Simon (si si el Simon), una guitarrita minúscula, una pistola de sonidos láser y más.

¿Cómo llegan esos juguetes musicales a tus canciones?
-Siempre me interesó la multiplicidad sonora, sea un instrumento inventado o un honorable piano. Buscando elementos extra para tocar solo en España (un pre - Hombre orquesta). El arsenal reciente comenzó en el 2003, con mi primer Theremin, instrumento que grabé en la canción “Jim Beam”.


Viajar contigo es como escuchar la vida secreta de las plantas.
(Imposible canción de amor, maravillosa!)



Hoy muchos dedos lo señalan como el artista uruguayo de mayor proyección internacional. Su último disco lo hizo recorrer varios países de Europa. Hace poco tuvo su primera presentación en México, pero desde hace bastante tiempo, de este lado del río el público crece día a día y se lo ve en los shows. El boca a boca aún funciona, sí y solo sí, el talento es más grande cualquier impedimento.

En Buenos Aires ya tenés cierto público. ¿Es cierto lo que de algunas lenguas uruguayas afirman acerca de la dificultad de ser reconocido en su país?
-Sí.


Tu banda son los Bochamakers, pero muchas veces te presentás como Hombre Orquesta. ¿Que diferencias sentís en lo personal en esos dos formatos?
-Si hago mucho uno extraño al otro, intento intercalarlos para que no me pase. Con los BMK está la adrenalina del volumen, todo se vuelve más funk, digamos, y estoy más libre para cantar y bailar. Con el hombre orquesta es más experimental, más místico, construir algo nuevo cada vez. Me encanta, (y cansa más aunque salte menos)


Una anécdota de viajes, una amiga hablando al micrófono desde un improvisado estudio, enciende la mecha y dispara un exquisito tema para incluir en la “guía del viajero”.

Ir y volver e ir.


Además de su trabajo con los BMKs, Martín participa en "Cantacuentos", un proyecto que sería la continuación de “Canciones para no dormir la siesta”. Este colectivo de excelentes músicos tiene más de diez años de trayectoria y varios discos editados. Ponen todo su talento al servicio de los infantes que deliran con la versión punky de “Sal de ahí chivita, chivita” o del humor arriba del escenario. En las vacaciones de invierno del año pasado hicieron cuatro shows en el Malba con entradas agotadísimas.

Su talento lo llevó a compartir escenario con Fito Páez, Spinetta, Caetano Veloso y con el gigante Maceo Parker.

Pobres Pandas (imperdible juego percusivo con latas. Genial!)


Es fácil darse cuenta que el arte de Buscaglia es difícil de clasificar. Las influencias salen a la vista, son innumerables y de muy distinto origen, lo cual demuestra su carácter “omnivoro”. Las reminiscencias son transformadas y puestas en su música. Hace unos años en su blog “Superbartlebooth” ponía en breves y delirantes textos la experiencia de las músicas que estaba escuchando y afines.

Vos que siempre tenés algo interesante para los oidos. ¿Qué escuchaste últimamente que te haya gustado mucho?
-Como estoy terminando la preproducción de un disco nuevo, paré hace ya un tiempo de escuchar novedades, así que más que nada suenan vinilos en casa. Tres hermosísimos que he escuchado mucho últimamente:
v “Heart food” de Judee Sill
v “Otroshakers “ de Opa
v y “Calypso” de Harry Belafonte

Estás terminando con tu primer DVD. ¿Qué vamos a poder ver en él?
-Ya está terminado, tendría que salir a al brevedad. Estoy extremadamente contento con lo que contiene. Incluye un show con los Bochamakers. Un documental de una hora sobre BMK, una gira por Uruguay, y mis proyectos paralelos: Payadores Anónimos y Cantacuentos; más un corto de 20 minutos llamado “ De aquí a Botswana en un millón de años”. Y algunos extras que considero bastante deliciosos.


Trailer DVD – Martín Buscaglia y sus Bochamakers.
(La canción con guitarrita tipo hindú es Budismo Tropical, una joya.)



Lamentablemente no están disponibles los discos anteriores: Ir y volver e Ir y Plácido Domingo, pero por suerte Los Años Luz tiene en su catálogo El Evangelio según mi jardinero, que está a punto de dejar de ser la novedad para darle paso a una nueva y muy esperada nueva obra.

Además, sé que estás muy metido en tu próximo disco. ¿Qué se puede saber? ¿Con quien estás trabajando? ¿Está “Oda a mi bicicleta”? canción que pudimos escuchar en Niceto hace poco.
-Estoy terminando la preproducción del disco en mi estudio , “La casa del transformador”. Lo produciré otra vez con Nicolas Ibarburu, Y si los vientos son alisios estaría para la primavera. La “bici” va, si. La palabra por ahora es “hipérbole”.

¿Cuándo te veremos por Buenos Aires?
-El 24 de abril toco de Hombre orquesta en la Vaca Profana. El 25 a las 17:30 tocamos con los Bochamakers en el Día de la Tierra, al aire libre, (en la plaza de la flor), y ese mismo 25 de noche hacemos un inédito show unplugged con los BMK en la Vaca Profana again.


Mística, creatividad, ingenio, actitud. Martín Buscaglia es un artista al que hay que prestar mucha atención. Sus canciones nos transmiten alegría, no desaforada de gritos y saltos sin sentido, sino una alegría de la vida misma, una alegría concienzuda de vivir; nos sumerge en un viaje intenso, lleno de (gratas) sorpresas; un viaje a través su espíritu lúdico, onírico y traveler.

............

Desde aquellos días, fui a verlo en vivo en muchas ocasiones. En cada toque siempre había un momento mágico. De repente el aire se transformaba en algo brillante y liso; en el silencio de la gente se escuchaba una simpática ansiedad; se intuía la alegría de saber que el momento a continuación era especial; un momento que llena el espíritu de placer y que al mirar al costado, el compañero se transforma en hermano en la mirada abstracta y devota al escenario. Luego, Martín comentaba como nació el tema que tocaría a continuación:

“Yo nunca pedí” es uno de los temas que más quiero. Lo soñé en un rancho piramidal en Valizas, Rocha, Uruguay. Ese rancho se lo llevó el mar años más tarde. En la grabación , toco unas percusiones con Brown, hechas con latas. Están basadas en un juego filipino que nos enseñó una chica llamada Russell Sehtajhadib, el cual fuimos luego expandiendo. Canta mi amiga Mariana Lucia. Para grabar las voces desayunando que se escuchan de fondo, nos quedamos a dormir con amigos y amigas en la casa de Gustavo Montemurro, y a la mañana siguiente desayunamos y charlamos de verdad, solo que con micrófonos entre la mermelada y las tazas.

Yo nunca pedí




Gracias Martín por la música y la buena onda.
Saludos

sábado, 11 de abril de 2009

La búsqueda de Florencia Ruiz.

Sencillez en la complejidad. Florencia Ruiz parece hacer fácil las cosas. Uno escucha sus discos y resultan de una simple belleza. Pero luego de dos o tres escuchas, las canciones se desnudan de arreglos intimistas, de climas suaves, de una búsqueda de su propio sonido. Un sonido que acompañe a esa voz dulce, apacible y llena de personalidad, que vista a sus palabras que completan un panorama de fresca belleza.

Desde su primer disco su carrera es ascendente, pero con los tiempos que conlleva ser una persona coherente con lo que hace. Desde hace unos años su nombre está instalado en el circuito indie como una de las voces más interesante de la escena. Es profesora de guitarra egresada del conservatorio de Morón. También estudio composición, porque estaba en sus planes ser compositora y dirigir una orquesta, hasta que se dio cuenta que las canciones era su hábitat natural.

Algunos de sus discos fueron editados en Japón (Centro - 2000 y Cuerpo - 2003) y México (Cuerpo). Su último trabajo solista fue Mayor, en 2007, donde las búsquedas tanto en lo musical como en sus letras, se profundizaron.

Durante 2007 Florencia y Ariel Minimal se juntaban a menudo en el estudio de Pez (banda de Ariel), con el ánimo de tocar y grabar algo. Así nació “Ese impulso superior”, un precioso disco de canciones en el que cada uno aporta su característica personal, y la potencia con la del otro. Una gran suma de elementos para hacer un disco dedicado a “ese impulso superior” que algunos llaman “amor”.

Les dejo dos temas de este último disco.

Por su propio peso – Florencia Ruiz en vivo (con Miguelius)



Soportar – Florencia Ruiz y Ariel Minimal


Saludos!
Alejandro

jueves, 9 de abril de 2009

Luis Almirante Brown: Sensibilidad popular.

Un artista conceptual. Es el paradigma de los artistas que flotan en este pequeño espacio virtual. Logró lo que lo que pocos de su misma estirpe pudieron, llevar la poesía excelsa al pueblo, poniendo en comunión a las corrientes más elevadas de la poética con lo más sabio del costumbrismo regional. Luis Almirante Brown se merecía unas breves líneas, muchos ya lo conocen, pero este es un momento de homenaje. Un talento inagotable. Un genio.




Bombita Rodriguez.
No quería dejar de hablar de esta otra figura ilustre. Polémico. Transgresor. Una figura injustamente olvidada. Valiente. En momentos políticos complicados, levantó su bandera y a través de sus canciones pegadizas trató de transmitir su pensamiento. A partir de su primer disco “Ritmo, amor y materialismo dialético”, se plantó frente al poder económico dominante y les escupió sus verdades a la cara. Por su amor a las masas, su deseo de bienestar común y su coraje para hacerlo bailable, va este sencillo homenaje.



Dos artistas que “engalanan” a La Triple Frontera. :D :D :D
Saludos

domingo, 5 de abril de 2009

Alejandro Del Prado, el regreso del artista.

Su nuevo disco "Yo vengo de otro siglo", es exactamente eso, una música de otro siglo, de carácter fuerte e intenso, de un sabor particular, como esos que gustan justamente por su fuerte personalidad: un chocolate amargo, las aceitunas, el whisky, un puro, etc. Texturas ásperas en tiempos de voces relamidas hasta la suavidad, totalmente edulcoradas y faltas de singularidad, acomodadas por las FM´s al oído del oyente "macanudoybuenaonda".

La reaparición de este cantautor después de 23 años, es una maravillosa sorpresa para quienes no lo conociamos. Fue como meter la mano en una camisa propia y encontrar un billete de cien, o un billete de lotería ganador listo a cobrar. El descubrimiento de un músico increíble, que cumple de gran forma con una de las funciones del artista: resumir en su obra el espíritu de su tiempo y su tierra. Con lo odiosas que son las comparaciones, cada vez que lo escucho, no puedo dejar de pensar en un nombre: Fernando Cabrera.

Tango, rock, murga, folclore, poesía del barrio (ojo, no como el rock barrial), lirismo callejero, síntesis perfecta del espíritu porteño. En su música se huele la melancolía de una época con propias imágenes, sonidos y olores: “quiero ser eucaliptus, azufre, linimento, chicles y cenizeros”.

Del Prado comienza con una autocrítica de su ingreso al nuevo siglo, de manera impecable y enternecedora: “Arrastro de otro siglo, cierto autoritarismo, enojo prepotente y machismo aunque en forma decreciente”. Y sigue....“ Yo vengo de otro siglo, me estoy acostumbrando con dos x y un tango, perdón sino me ubico”. Cuidadosa combinación de palabras para esta canción.

Con 2 X y un tango – Alejandro Del Prado..


Parece conocer a la perfección el alma porteña. Ya en 1985 había tenido un gran éxito con “Los locos de Buenos Aires”, del cual incluye una versión en este disco. Esta vez, escribió una canción para esa ciudad que él mismo vivió hace un tiempo: "Yo conozco un Buenos Aires". “Yo conozco esa ciudad de notables pensadores, sagaces discutidores de lo que siempre anda mal, yo conocí ese lugar, de potreros y aulas llenas, de compañeros que apenas, sabrá Dios, donde andarán”.

En los años ´80 acompañó con su guitarra al uruguayo Alfredo Zitarroza. Uno de los puntos más altos del disco es un tema dedicado al gran maestro de la canción rioplatense: “Zitarroseando”. Del Prado se luce con un homenaje que está a la altura del homenajeado. “Con su jopo y su “Vinten”, con su miel y su gomina, su onda entre Humphrey y Artigas, su luz cenital de almacen y bar...”. Una genialidad!

Zitarroseando – Alejandro Del Prado.


"Yo vengo de otro siglo" es un gran disco. Todas las canciones tienen una particularidad que las hace especiales. Como “Para que los gorriones vuelvan”, con una gran interpretación vocal y una bella poesía; o “Paravalanchas”, una canción tribunera para todos los que alguna vez quisimos ser futbolistas; como también en “Tango se te nota Tango”, y esos marcados tambores finales.

Poco se puede decir acerca de porqué se hizo esperar tanto en grabar un disco, aunque se nota que ha estado trabajando. Desde este espacio, no puedo más que recomendarles hacer una excursión a ese otro siglo del que nos habla Del Prado y que nos perdamos en sus cuentos y su melancolía; que nos dejemos llevar por la fineza de sus palabras de arrabal y sus ritmos populares, por ese ser porteño de ley que vive aún en su corazón y en el de tantos otros!

Hijo de un puerto - Alejandro Del Prado
("Los hijos de un puerto se ven, en la forma de prender un cigarrillo, en la forma de arreglarte el calzoncillo y escupir de coté")


Paravalanchas - Alejandro Del Prado
(Y soy un hincha, hijo de un hincha, nieto de un hincha que soñó ser jugador......, paravalancha, alma de la fiesta, carne de tablon")


Salud por este maravilloso regreso!
Alejandro

miércoles, 1 de abril de 2009

Marisa Monte y los recuerdos

Hay momentos, retazos de días que uno recuerda sin un motivo en especial. Quizás una brisa, un olor, una sensación en el cuerpo, un pensamiento, una palabra, algo que se conecta con esa huella, y de pronto viene esa instantánea a la memoria.

Algo de eso me vino ayer y quise postearlo. Una palabra de golpe me trajo una tarde en mi casa, cuando escuchaba al gran Boby Flores hace mucho tiempo (!). Presentaba a una cantante brasileña que editaba su nuevo disco: “Memorias, crónicas y declaraciones de amor”. El nombre Marisa Monte me era ajeno y luego de una breve introducción comenzó a sonar esto:
video

O que me importa - Memorias, crónicas y declaraciones de amor

Por estos días, mi tiempo escasea y creo, que Marisa Monte no necesita demasiada presentación. Es una de las voces más importantes de Brasil, junto con Carlinhos Brown y Arnaldo Antunes formó Tribalistas, y lo rompieron todo!!

Evidentemente, el recuerdo de esa tarde tan apacible en casa, escuchando a Boby, me quedó grabado por este acontecimiento: conocer a la gran artista contemporánea de Brasil. Luego de ese día, la interminable espera de conseguir su disco, casi en otra era geológíca, donde internet no era costumbre y conseguir una copia era algo dificilísimo.

Por suerte, existía el Sr. Flores! Gracias Boby!


Van unos videos de sus últimos dos trabajos editados al mismo tiempo: Infinito Particular y Universo ao meu redor, ya resultan viejos, pero este capricho me vino ayer.... (que vamos a hacer)

Infinito Particular - Marisa Monte
(
presten atención a la cantidad de músicos en vivo para la TV, muy difícil de ver en nuestro país y con semejantes artistas)



Vilarejo - Marisa Monte


Gentileza - Marisa Monte
(lean la introducción para saber quien era "Gentileza")



Saludos!